Nutrición

Los nutrientes físicos son los componentes que necesitan las reacciones celulares y orgánicas para que todo funcione
correctamente. Son la energía que mueve el motor y los lubricantes que permiten fluir.

La ingesta de alimentos responde a la necesidad de nutrir nuestro organismo, aportarle energía y facilitarle las herramientas necesarias a todas sus células para su normal funcionamiento y así poder generar la multitud de reacciones químicas, destinadas a todo tipo de procesos internos que son necesarios para su saludable funcionamiento.

A medida que te alejes del consumo de los alimentos más afines al ser humano y te habitúes a los más densos, estos últimos cada vez generarán más restos inservibles y, por lo tanto, intoxicantes para el organismo, el cual deberá procesar, neutralizar y eliminar, ya sea porque los contenga el propio alimento o porque se hayan generado durante el proceso digestivo. Cuanto más densos, elaborados o procesados sean los alimentos que ingieras, de más bajo valor biológico serán los nutrientes, mayores los restos inservibles y más alta la consecuente intoxicación que produzcan.

Como la finalidad natural de ingerir alimentos es la de nutrirse, y para ello es preciso conocer cuáles son los alimentos más afines al sistema digestivo y metabólico del ser humano. Esos serán los que le aportarán energía y nutrientes de alto valor biológico para conseguir un perfecto y saludable funcionamiento corporal.

A lo largo de una vida llegamos a ingerir toneladas de alimentos que entran en el organismo y son procesados a fin de obtener las sustancias nutritivas para todos sus procesos y funciones.

Todo es nutrición y en todo hay nutrientes, pero,

         - ¿Eres realmente consciente de lo que le estás suministrando a tu cuerpo?

         - ¿Qué nutrientes estás ingiriendo?

         - ¿Lo estás nutriendo o simplemente alimentando, o quizás incluso
           intoxicando o envenenando?


Deberías conocer lo que cada alimento puede llegar a contener y con el tiempo provocar. Ser consciente de lo que se llega a ingerir al tomar alimentos de todo tipo sin distinción.


   
  En los alimentos se hallan desde nutrientes hasta venenos, veamos algunas definiciones:
  • ALIMENTO: Todo producto considerado como tal que contenga ciertos nutrientes, pero también sus
    tancias inservibles (tóxicas) e incluso a veces insalubres (venenosas).
  • ALIMENTO SALUDABLE: Todo alimento que ofrece la Naturaleza repleto de nutrientes y libre de sustancias inservibles o dañinas el organismo para el cual se ha diseñado.

  • NUTRIENTE: Toda sustancia natural contenida en un alimento y que el organismo utiliza para su funcionamiento, construcción o reconstrucción
  • TÓXICO: Cualquier sustancia inservible al organismo que es contenida en un alimento, añadida en su manipulación o generada con su digestión.

  • VENENO: Cualquier sustancia presente en un alimento y que daña gravemente o incluso provoca la destrucción orgánica.

   
  A fin de obtener la máxima cantidad y calidad de nutrientes de los alimentos, hay que tener en cuenta estos factores:
  • Que sean ecológicos.
  • Que sean integrales.
  • Que sean frescos y maduros.
  • Que hayan sido escasamente manipulados.
  • Que sean sin transgenizar.
  • Que se cocinen y combinen adecuadamente.
Las carencias nutricionales producen cansancio, acumulaciones y disfunciones en los órganos, ya que éstos dejan de completar sus procesos. Son la causa del envejecimiento y de la degradación del organismo y, cuando las carencias son grandes, producen graves enfermedades que pueden degenerar incluso en la muerte orgánica.


Con la información de este apartado buscamos orientarte en la elección de alimentos lo más saludables posible, los alimentos de transición y la elaboración culinaria más armónica y saludable de ellos. Podrás encontrar lo más adecuado al momento que estés viviendo y aquello que necesites para vivirlo. Alimentarte desde el correcto conocimiento, te permitirá que nutras todos tus cuerpos y, en consecuencia, tu bienestar.